Hemorroides

Hemorroidectomía Láser y con Ligasure™

 

Las hemorroides constituyen una patología de altísima frecuencia, pero solo un escaso número de pacientes llegan a ser operados por esta afección. La mayor resistencia a esta cirugía se ha debido al temor del paciente a las complicaciones y al dolor postoperatorio que en muchos casos puede ser persistente e intenso.

La cirugía hemorroidal, denominada también como hemorroidectomía es una de las técnicas más habituales en la cirugía anal, cuenta con una bien justificada fama de dolorosa y es acompañada de potenciales complicaciones postoperatorias como hemorragia, edema perianal, dolor anal intenso, incontinencia anal, retención urinaria y estenosis anal.

Sin embargo, en la actualidad existen dos técnicas quirúrgicas mínimamente invasivas para el tratamiento de las hemorroides que permiten disminuir de manera significativa el dolor y las complicaciones postoperatorias:

 

Hemorroidectomía con LigaSure™

 

El Sistema de sellado de vasos LigaSure™ es un dispositivo hemostático que permite sellar vasos sanguíneos de hasta 7 mm, mediante la desnaturalización del colágeno y elastina dentro de la pared del vaso, creando una zona de fusión permanente. El área tratada alcanza una consistencia y resistencia similares a las conseguidas con una sutura, un sellado vascular que soporta hasta tres veces la presión arterial sistólica normal, así como una ausencia de trombos proximales secundarios.

El estudio de mayor evidencia científica publicado en Cochrane (metanálisis) demostró que el uso del Sistema de sellado de vasos LigaSure™ disminuye significativamente el tiempo operatorio y la hemorragia en pacientes sometidos a cirugía hemorroidal. Además, al haber un mínimo daño de los tejidos con el uso del LigaSure™, existe una significativa disminución del dolor y del consumo de analgésicos, tanto en el postoperatorio inmediato como en el tardío.

El Dr. Dick Manrique, MD, FASMBS ha sido pionero y el cirujano con mayor experiencia en Perú en el uso del Sistema LigaSure para el tratamiento de las hemorroides, teniendo la casuística más importante con el uso de dicha técnica operatoria, habiendo operado cerca de 800 pacientes en los últimos 10 años.

El Dr. Dick Manrique, MD, FASMBS realiza la Hemorroidectomía con LigaSure™ de manera ambulatoria, es decir sin necesidad de hospitalización, con sedación superficial o anestesia regional, una duración promedio de 15 minutos y una reincorporación progresiva de las actividades habituales de unos tres a cuatro días.

 

Hemorroidectomía con Láser

 

La Hemorroidectomía con Láser consiste en la extirpación de las hemorroides mediante el uso de un láser de CO2. Además, el láser un tratamiento muy efectivo para eliminar los plicomas anales (repliegues de piel) que usualmente acompañan a las hemorroides.

La utilización del láser de CO2 aporta a esta técnica quirúrgica varias ventajas: dada su capacidad de corte, vaporización y hemostasia, el procedimiento es prácticamente exangüe, los vasos se sellan, el postoperatorio suele transcurrir con menor inflamación, por ser mínimo el trauma mecánico al que se somete a los tejidos adyacentes al paquete hemorroides y/o plicomas anales.

La Hemorroidectomía con Láser de CO2 proporciona una mejor recuperación del paciente, y en el caso de los plicomas anales, que son repliegues de piel originados por la fibrosis de un antiguo paquete hemorroidal y que acompañan habitualmente a las hemorroides, su extirpación suele ser muy rápida y segura, con un mínimo dolor durante el postoperatorio.

El Dr. Dick Manrique, MD, FASMBS realiza la Hemorroidectomía con Láser de manera ambulatoria, con anestesia local y/o sedación superficial y una duración de aproximadamente 10-15 minutos. El paciente regresa a su casa el mismo día y puede reincorporarse gradualmente a sus actividades habituales a los 3 días.

 

 

  • ¿Que son las hemorroides?

     

    Las hemorroides son dilataciones venosas localizadas en la parte baja del recto o del ano y constituyen la patología proctológica más frecuente en nuestro medio.

    En sus estadios iniciales, las hemorroides pueden ser manejadas de manera eficiente sólo con tratamiento médico, es decir con modificación de la dieta y analgésicos. Otras veces, se emplean técnicas mínimamente invasivas como la ligadura elástica. La cirugía de hemorroides, conocida como hemorroidectomía, se reserva sólo para casos más avanzados o que presenten cierto grado de complicaciones.

  • ¿Qué tan frecuentes son las hemorroides?

     

    Alrededor del 75% de la población mundial presentara hemorroides en grado variable en algún momento de sus vidas. Las hemorroides son mas comunes en los adultos en edades comprendidas entre los 45 y 65 años.

    En el Perú, se estima que aproximadamente el 50% de varones mayores de 50 años sufren de esta enfermedad. Del mismo modo, las hemorroides son más comunes en las mujeres embarazadas.

  • ¿Cómo se producen las hemorroides?

     

    Las hemorroides se producen por un aumento en la presión de las venas del ano o del recto.

    Dicha presión provoca el abultamiento y la expansión de las venas, pudiendo ocasionar dolor, sangrado o prurito en la zona del ano.

  • ¿Cuáles son las causas que predisponen la aparición de hemorroides?

     

    Existen múltiples causas y factores que predisponen la aparición de hemorroides. Entre ellas podemos destacar las causas dietéticas, ocupacionales, hereditarias, patológicas e higiénicas.

    • - Causas dietéticas: Todas aquellas dietas pobres en fibra, verduras, frutas o líquidos, colaboran con la presencia de estreñimiento; del mismo modo existen ciertos alimentos, como el alcohol, los picantes, el chocolate, el café, los cítricos y algunos enlatados, que pueden modificar el transito intestinal o la consistencia de las heces, pudiendo predisponer en ciertas oportunidades al desarrollo de las hemorroides.
    • - Causas ocupacionales: Existen algunas profesiones u oficios en los cuales el paciente puede estar mas propenso a sufrir de hemorroides, pudiendo mencionar todas aquellas en las que el paciente permanezca sentado o de pie durante periodos prolongados de tiempo, o le demande realizar esfuerzo físico permanente.
    • - Causas hereditarias: No existe ninguna evidencia clínica que relacione la enfermedad por hemorroides con el factor hereditario. Sin embargo, esta enfermedad puede observarse con mayor predominancia en individuos de una misma familia.
    • - Causas patológicas: Existen enfermedades crónicas como la cirrosis hepática y la trombosis de la vena porta, que al producir alteraciones en el sistema venoso, favorece la aparición de hemorroides. Del mismo modo, la diarrea crónica al irritar y aumentar la presión de las paredes del ano, aumenta la incidencia de esta enfermedad. Así mismo, el embarazo es la causa principal de hemorroides en las mujeres jóvenes.
    • - Causas higiénicas: El uso constante de ropa interior sintética, la limpieza diaria con papel higiénico corriente, la higiene personal diaria con jabones irritantes. Del mismo modo, el rascado frecuente de la región anal o la aplicación frecuente de cremas o soluciones no medicadas, constituyen un factor adicional importante en la génesis de las hemorroides.

     

  • ¿Cuáles son los síntomas?

     

    El síntoma más común es el sangrado rojo brillante por el ano, visible en las heces, en el papel sanitario o en forma de gotas dentro del inodoro. A medida que las hemorroides se agrandan el sangrado puede ser más intenso.

    En las hemorroides externas, el sangrado se acompaña de una masa dolorosa en el ano, que produce intenso malestar. En las hemorroides internas, el sangrado generalmente no se acompaña de dolor, o este es muy leve.

  • ¿Cuáles son los diferentes tipos de hemorroides?

     

    1. Hemorroides externas: Son venas dilatadas situadas por fuera del canal anal. Normalmente tienen el aspecto de un pequeño bulto y se encuentran cubiertas por piel adyacente. Pueden provocar dolor perianal severo, prurito (comezón) y algunas veces sangrado.

    2. Hemorroides internas: Son dilataciones venosas localizadas dentro del recto y que se encuentran cubiertas por mucosa. Cuando las hemorroides internas se tornan grandes, pueden prolapsarse a través del canal anal, volverse visibles y acompañarse de dolor intenso.

    Sin embargo, el signo más común es la presencia de sangrado rectal sin presencia de dolor.

  • ¿Cuáles son los grados de las hemorroides ?

     

    La clasificación del grado de hemorroides que padece una persona es siempre en base a las hemorroides internas, no de las externas. Se presentan 4 grados o estadios:

    • Grado I: Sangrado con la deposición. Dilatación de los paquetes hemorroidales internos pero sin llegar a “salirse” al exterior. Provocan picazón y/o sensación de bulto.
    • Grado II: Salida de las hemorroides al exterior en el momento de la deposición, regresando a su posición inicial de forma espontánea después de la defecación. Provocan picazón, sensación de bulto y/o dolor de intensidad variable.
    • Grado III: Salida de las hemorroides al exterior en el momento de la deposición, debiendo el paciente ayudarse a reintroducirlas manualmente. Se asocia a sangrado frecuente con las deposiciones. Producen picazón, manchado de ropa interior y dolor en grado variable.
    • Grado IV: Las hemorroides permanecen en el exterior durante la mayor parte del día.

    Presentan supuración constante, manchado de ropa interior, sangrado regularmente copioso, sensación de ardor y dolor permanente.

  • ¿Qué complicaciones presentan las hemorroides?

     

    La decisión de operar las hemorroides dependerá del grado en que se encuentren al momento de la consulta médica. Los Grados I y II, es decir leves, pueden ser tratados médicamente, empleando medidas generales como modificaciones en la dieta, ablandadores de heces o cambios en el estilo de vida. Los Grados III y IV se deciden operar, puesto que por la experiencia adquirida por el Dr. Dick Manrique, MD, FASMBS, no suele resolverse el problema solo con tratamiento medico o farmacológico.

  • Si decido operarme ¿En cuanto tiempo puedo retornar a mis labores habituales?

     

    Con la Hemorroidectomía Clásica y dependiendo de la técnica quirúrgica empleada, es posible que el paciente se reintegre a sus actividades laborales después de 2 a 4 semanas.

    La Hemorroidectomía con el Sistema LigaSure™ o Hemorroidectomía con Láser permite al paciente reintegrarse a sus actividades cotidianas y laborales de manera progresiva usualmente entre 3 a 4 días después del procedimiento quirúrgico.

    La Hemorroidectomía con el Sistema LigaSure™ o con Láser de CO2 realizada por el Dr. Dick Manrique, MD, FASMBS muestra un riesgo de recidiva (que vuelvan a salir) menor al 1% en comparación con las técnicas quirúrgicas convencionales, en la cual existen riesgos de recidiva entre un 10 a 15%, con dolor postoperatorio importante.

    El Dr. Dick Manrique, MD, FASMBS muestra en su serie de casos operados de Hemorroidectomía con LigaSure™ o con Láser de CO2, un porcentaje de complicaciones postoperatorias como fístula, estenosis anal e incontinencia anal de 0%.

Programe Su Consulta Inicial Sin Costo*



Si usted está considerando un procedimiento cosmético no quirúrgico para mejorar su apariencia, su primer paso es programar una consulta con uno de los cirujanos mejores entrenados en procedimientos láser de última generación y de radiofrecuencia no invasivos, el Dr. Dick Manrique quien ofrece excelentes resultados estéticos sin necesidad de la cirugía tradicional.

El Dr. Dick Manrique es además uno de los principales cirujanos de Lima, con años de experiencia y con miles de procedimientos con éxito en Cirugía Laparoscópica de Avanzada, Cirugía de Urgencias y Trauma, Cirugía Mayor Ambulatoria y Cirugía Bariátrica.

El Dr. Dick Manrique se reunirá con usted en la comodidad y privacidad de su consultorio ubicado en Torre Barlovento, San Isidro y discutirá a fondo sus objetivos estéticos, preocupaciones y deseos, antes de esbozar un plan de tratamiento personalizado diseñado a mejorar su apariencia general y corregir la imperfecciones cosméticas que le preocupen más.

*No incluye consulta para patología hemorroidal ni balón intragástrico.


Llámenos hoy mismo al teléfono: 500-2121 o al celular: 972-117-001


Llámanos

Escríbenos

Facebook

Ubícanos